Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

sábado, 5 de mayo de 2012

Memories~ Cap: 7

Esta oscuro y hace frío. Solo ilumina este bosque una débil luz a lo lejos. Camino hacia ella y me encuentro a Eric. Su torso esta desnudo. La luz procede de su pecho, de una herida en su corazón.
- ¿Eric? - me escucho decir.
- ¿Por qué? Me dejaste...- dice con un hilo de voz.
- ¿Dejarte? ¡No! ¡Nunca! - respondo enfadada. Quiero llorar pero no puedo. Estoy sonriendo ¿Por qué? ¿ante su sufrimiento? Ahora es él quien llora. Sus lagrimas son negras y corren por sus mejillas.
- ¡Eric! N-no ... - intento decir pero Eric sale corriendo. Corro detrás suya y lo alcanzo. El se desploma en el suelo y me mira.
- Tu... - me dice-. Tu me hiciste esto... 
No entiendo nada. Se vuelve a levantar y señala la herida de su pecho. Él vuelve a llorar.
- No, Eric. Yo no...- pero ya no me controlo. Cojo algo del suelo. Es un puñal. "No no... Suéltalo. No lo hagas. ¡NO! " pero ya no soy yo misma. Mi mano se mueve rapida con el puñal de plata reluciendo ante la luz de su pecho. Se lo clavo. "¡NO! ¿Que estoy haciendo!" Un grito desgarrador atraviesa el silencio del bosque. Es Eric. La luz ha parado de emanar. El puñal esta en su corazón clavado. Ahora esta todo oscuro. Y una luz negra y triste le envuelve.
- ¿Eric? ¿Adonde vas Eric? ¡No! - grito pero no me escucha. Se oye el ruido de un aleteo. Miro hacia arriba y veo a un cisne. No entiendo nada. Estoy confusa. El cisne se posa en los hombros de Eric y vuelve a gritar.
Lo abraza con sus alas y un resplandor los envuelve. El cisne se convierte en un cuervo y Eric es ahora un fantasma oscuro y triste. Lloro de la rabia.
- ¡ NO ME DEJES ERIC! ¡NO! - sigo llorando pero ahora Eric se aleja con el cuervo. El puñal sigue en mi mano. "No puedo seguir viviendo". Me lo clavó en el corazón y....
Riiing Riiing.
El ruido del móvil me despierta. Tanteo en la oscuridad hasta encontrarlo. No reconozco el numero.
- ¿Si? - respondo jadeando por el sueño que acababa de tener.
- Nicole, ayúdame. He echo algo terrible. L-lo siento. - dijo Iam ¿Iam? ¿Que hacía llamándome a estas horas?
- Tranquilízate, Iam. Y cuéntame lo que ha pasado - intente calmarle
- Se trata de Megan... - dijo en un susurro.

To be continued ~

1 comentario: