Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

jueves, 17 de mayo de 2012

SilverHeart Cap: 3


Anoche no dormí, soñé con Neah, con su mirada, sus sonrisas... Al ver que la luz se filtra a través del cristal suspiro y me levanto. No tengo ganas de encontrarme con mamá, seguía rara. Sobre todo ahora que mañana era mi cumpleaños. Me visto, desayuno una magdalena y bajo al jardín. La bici haría mucho ruido así que decido echarme a caminar. Por el camino la brisa enreda mi pelo, me siento tan feliz.... Pero en mi corazón hay una espina clavada, tengo el presentimiento de que algo va a pasar. Llego al bosque y me interno en él. Camino y camino sin pararme, he llegado mas lejos de lo habitual y quiero volver. Pero algo empuja de mí a que siga andando. Pasan los minutos entonces llego a un prado pequeño, a primera vista no hay nada extraño pero a lo lejos se ven dos arboles de extraña forma. Me acerco a ellos y los observo: son gruesos y robustos,  con apariencia antigua. Están retorcidos  y doblados de manera que forma una especie de arco de ramas retorcidas. Alrededor de ellos se dibuja un circulo con extraños dibujos y letras que no entiendo.
Esto es extrañisimo me digo a mi misma.
- Tardaste mucho, Zoe - dice una voz de chica de repente. Su tono era como de campanillas.
De detrás de uno de los arboles sale una chica hermosisima: es delgada pero fuerte, de mi estatura. En su cara esta dibujada una gran sonrisa y me mira con ojos verdes, profundos y alegres. Su pelo era rubio cobrizo y de él salían dos pequeñas orejas ligeramente puntiagudas. Es extraña, como si no fuera de este mundo. Me recuerda a... a una elfa.
- ¿Quién eres? ¿Por qué me conoces? - digo yo, jadeando.
- Umm - la "extraña" titubea - bueno, no veo nada malo en contártelo. Soy Evelyn y soy una elfa. Te conozco porque estaba escrito en las estrellas el encontrarnos, es tu destino y el mío.
Abro los ojos como platos. ¿Destino? ¿mi destino? ¿el suyo? No comprendo nada, esto es de locos. Decido calmarme, ella, bueno, Evelyn no parecía peligrosa ni nada.
- Explícate, Evelyn - le exigo.
- Vale, verás no es mi deber contarte todo esta historia. Tu madre es la que debe hacerlo - hizo una pausa - vamos a tu casa y ya verás.
Me coge de la mano y empieza a andar. Aparto mi mano de ella, aún no me fío. Llegamos a casa en nada y ella llama al timbre. Mamá abre y sus ojos casi se salen de sus órbitas al ver a Evelyn.
- Hola señora Webber - dice muy seria - creo que el momento a llegado.
Mamá no dice nada y se aparta para hacernos pasar. Nos sentamos en el salón y mamá empieza a contarme.
<< Tu padre fue un elfo, amor, un gran elfo. Y tu eres mestiza una mezcla entre sangre humana y sangre élfica. Hace mucho tiempo, el día de tu nacimiento, se desató una gran batalla en Growlands, la tierra donde procede Evelyn. Murió mucha gente, incluido tu padre. Antes de su muerte tú y yo conseguimos escapar y cruzamos el Portal  - a mi mente viene la imagen de los dos arboles entrelazados - La batalla fue a causa de la codicia de los demonios de Warm Hell en su intento de robar el Corazón de Plata. Y tu padre murió defendiéndolo. Desde el Inicio nuestra familia es la encargada de portar el Corazón desde el reino de los elfos, Gran Árbol, hasta el reino de los ángeles, HighClouds. Desde la batalla nadie ha llevado a cabo esta misión por miedo y la Princesa Fárala no puede vivir sin él. Esta es tu misión, amor. Eres la Portadora del Corazón.
Mama acaba su relato y me mira. Estoy sin aliento.
- Pero tranquila - dice de pronto Evelyn - estarás conmigo y con mi hermano: Kay.
Pronuncia esta ultima palabra con desprecio. No se que decir, me ha dejado sin palabras. Pero recuerdo la promesa que le hice a Noah y susurro:
- Esta bien, estoy preparada.

1 comentario:

  1. aaaa!!! ya quiero ver la continuacion!! me encanto!!!!!!!! (wow cuantos signos de exclamacion jeje XD) sigue asi!
    besos ^^

    ResponderEliminar