Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

miércoles, 30 de mayo de 2012

SilverHeart Cap: 6

- Ten cuidado, princesa - dice Neah - No te vayas a pisar el vestido.
Camino detrás de Neah. Tanto tiempo sin verlo... Y había estado aquí, escondido. Tantas cosas tengo que preguntarle.
- Neah, ¿como te sentiste al llegar aquí? - le pregunto, con la voz quebrada.
- ¿Cómo te sientes tú? - dice él.
- No lo sé. Supongo que, confusa.- digo yo mirando su nuca perfecta.
- Pues ya tienes ahí tu respuesta - dice el secamente, aunque puedo notar la nota divertida en su voz. - y no me llamo Neah, soy Kay. Neah ya no existe.
Me paro y él también. Se gira y me mira.
- Siempre existirá el recuerdo ¿no? Él era perfecto. Ahora se ha esfumado y tú lo has sustituido.
- También la Zoe a la que conocía se ha desvanecido. Bueno, no. SE ha escondido. Solo esta oculta tras esa fachada de marimacho.
- Ha pasado mucho tiempo Ne-... quiero decir, Kay. He cambiado
- Yo también he cambiado Zoe. Todo a cambiado
Llegamos al pueblo lleno de casitas blancas y entrañables. Parecen sacadas de un cuento. Evelyn nos espera en la plaza principal, sentada en la fuente del centro. Se levanta al vernos llegar.
- Bien, Zoe, vamos a cambiarte.
Asiento. Me conduce hasta llegar a una casita, la mas grande de el lugar, blanca y decorada con flores. Entramos a una habitación con una gran cama con dosel azul. A la derecha hay un gran armario empotrado y un tocador al otro lado. Sobre la cama descansa, lo que supongo, mi ropa.
- Ahí tienes la ropa, no tardes por favor. Después iremos ha hablar con Zafrina.
Asiento. Me visto rápido y me miro al espejo. La ropa era muy cómoda y bonita: son unos pantalones cortos y negros, con un cinturón para llevar cosas y un top con tirantas que me deja el ombligo al descubierto.
Salgo y Evelyn me mira de arriba a abajo.
- Perfecta - dice - Vamos, tenemos que llegar a la Asamblea.
Me agarra de la mano y salimos de la casa, recorremos todo el pueblo hasta llegar a un gran pabellón que sobresale por encima de las casitas. Seis columnas hacen de pasillo en la entrada. Recorremos el pasillo y desemboca en una gran sala con grasas y unos encima de un pedestal, cinco sillones con apariencia majestuosa y elaborada. Sentados en ellos hay tres mujeres y dos hombres ancianos y con túnicas azules y blancas: un señor con una larga barba gris y ojos marrones profundos y sabios. El otro hombre tiene el pelo castaño pero canoso y se arrascaba el bigote. También hay una mujer con un moño elaborado y mira nerviosamente a los lados. La otra mujer tenia un rostro entrañable y su pelo gris y rizado le cae hasta la barbilla. En el centro, había una mujer con un bastón de plata en la mano. Su pelo es blanco, largo y liso. Sus ojos eran de un gris perla palidisimo. Casi blanco. Supongo que es ciega. Entramos y de repente mi mira fijamente. Todos los murmullos se apagan.
- Que empiece la Asamblea... Sobre el futuro de la Portadora.

1 comentario:

  1. Hola! wow me encanta como describes a los personajes y su vestimenta, tienes mucho talento!! :) sigue asi XD tkm ♥
    besos ^^

    ResponderEliminar