Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

jueves, 28 de junio de 2012

SilverHeart Cap: 13

Aquellos ojos amarillos de entre la niebla. Luego nada. Calor, tengo calor. Cansada, estoy cansada. Sé que estoy sudando. Una agonia me recorre, como si me estuviera ahogando. Lanzo un grito ahogado y me levanto sobresaltada. ¿Donde estoy? Ni lago, ni bosque ni nada. Me encuentro en una cama blanca y mullida en una habitación azul celeste como de cristal. Una mano me apreta la muñeca y me giro. Evelyn me está mirando con cara de preocupación sentada en el borde de la cama en la que estoy. 
- Tranquila Zoe, estamos todos contigo. - Entonces miro detrás de ella. Estan todos aquí: en torno a la mesa del centro de la estancia está Drago. Rikka esta en el fondo, atravasada de lado en un sillon con Liam apoyado en la pared a su lado. Y Kay esta sentado  en el alfeizar de la ventana, mirando hacía fuera con expresion malhumorada. Genial. 
- ¿Dónde estoy? ¿Cuanto tiempo he estado dormida? ¿Qué me ha pasado? - no comprendo nada.
- Has estado insconciente un día entero, el suficiente tiempo para llegar a HighClouds, que es donde estamos. Casi te ahogas en el lago, pero por suerte Liam te rescató - me susurra.
Y te hizo el boca a boca.
 Abro los ojos como platos.
 ¿QUÉ?  
Ahora lo comprendo, aquellos ojos amarillos, los de Liam. Y aquellos labios... Los de Liam.  
Oh, Dios. 
Evelyn asiente y entonces yo recuerdo todo lo que pasó anoche.
¡Evelyn! ¡Rikka tiene un don! ¿Lo sabías? pienso, exaltada. Evelyn baja la cabeza con gesto de disculpa.
Si... De hecho todo lo sabemos. Piensa lentamente. Y además todos tenemos uno.
Ok, esto ya se lleva la palma.
 ¿Y como es que yo no sabía nada? respondo, enfadada.
 No sabía que tal te lo tomarias... Parecía arrepentida. Respiro hondo y prosigo: Entonces, todos teneís uno... ¿Cual es el tuyo?  
Evelyn me sonrie, triunfante. Me comunico con los animales. 
Vaya, eso mola... 
¿Y Drago?
Dotes para la lucha. Se encoge de hombros. Y Liam - este te va a gustar - dos palabras: Beso Curativo. Bueno, en realidad puede curar con cualquier parte de su cuerpo pero por alguna razón el Beso Curativo tiene más potencia.
Beso Curativo... ¿BESO CURATIVO? Ya está, eso explica porque me sentí tan bien cuando me hizo el boca a boca.
Solo me queda una persona por preguntar... ¿Y Kay?
Agua. Se limita a responder Evelyn. 
¿Agua? ¿El elemento? Ella asiente. Vaya, impresionante. Me vuelvo a tender en mi cama. 
Te olvidas de alguien. Piensa ella. 
¿Sí? ¿quíen? Repaso mentalmente todos los componentes, no me había dejado a nadie.
Sí, dime Z, ¿tienes calor? Me asusta como ha pensado esa frase. Yo asiento. Te has olvidado de preguntar que don tienes tú, señorita. Dominas el fuego. Sus ojos centellearon. El fuego. Un calor me recorre cuando pienso esto. Era el polo opuesto de Kay, ¿era esa una señal?
La repentina voz de Kay interrumpe el hilo de mis pensamientos.
- Chicos, quiero hablar con Zoe. Marchaos. - Vaya, parece una orden. El cator aumenta. Evelyn me lanza una mirada de animo y desaparece por la puerta cogida de la mano de Drago. Kay avanza y se sienta a mi lado. Le doy una patada a las sabanas para apartarlas, el calor es insoportable. Me giro  miro a Kay que me observa con unos ojos que parecen cubitos de hielo.
- Te dije que no hicieras tonterías - me dice.
- Bueno, tengo tendencía a desobedecerte. Además no fue ninguna tontería, fue un acciedente. - le respondo, medio enfadada.
- Si no hubieras estado haciendo la idiota la borde del lago no te hubiera pasado nada y... - para un segundo, cierra los ojos y respira profundamente- Y entonces ese Liam no hubiera tenido que salvarte. 
Há, ahora entiendo de que va la cosa. Le miro, divertida.
- Estas celosillo ¿eh? - Digo entre carcajadas. El mira ofendido. 
- ¿Yo celoso de ese inutil? ¡Qué dices! 
- Te has puesto colorado - le digo, además es la verdad. El gira la cabeza. Un calor me recorre la columna y resoplo. Kay se gira hacia mí.
- ¿Qué te pasa? ¿Tienes calor? - hay un tono divertido en esa frase que no me gusta nada. Ahora soy yo la que se pone roja y el calor aumenta. Kay cierra un segundo los ojos y entonces pone una mano encima de la mia. Su tacto está helado. El calor disminuye.
- ¿Qué estas haciendo?- digo sin comprender.
- Enfrio el agua de mi cuerpo para convertirla en hielo y utilizo el hielo  para bajar tu calor. He oido que has desarrolado tu don.
 - Si, el fuego. Justo lo contrario que tú. Ahora ten cuidado conmigo, podría derretirte. - Parece como si el calor me impulsase hacía delante. Me hacerco más a Kay. Noto como las mejillas se le ponen rojas por el calor que desprende mi cuerpo. Kay se mueve y quedamos los dos más cerca aún. ¿Pero que estoy haciendo? Primero el Beso Curativo de Liam y ahora Kay. No. Parezco una fulana enrollandome con todo el mundo, aunque el "beso" de Liam no fue en realidad un beso. Me empiezo a alejar pero Kay me lo impide, su tacto me alivia debido a la diferencia de temperatura. Se inclina y nuestros labios estan a punto de tocarse...
- Z, Farala quiere verte - Kay se retira inmediatamente y yo no puedo evitar reirme. Que mala suerte la mía ¿eh? Rikka lo mira a los ojos y esboza una media sonrisa de las suyas. Kay se sonroja y mira hacia otro lado. Yo me levanto y avanzo hacia Rikka. 
- Enseguida voy. - Ella asiente. Yo me giro hacia Kay y le sonrio. Seguidamente, salgo de la habitación contenta por lo que no ha ocurrido. Puedo esperar.

4 comentarios:

  1. Ayy!! Dios mio!! Kay estaba celoso, jaja xD que lindo!!
    Me gusto, como siempre jeje :P
    Un beso♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hihihii :3
      Puees sii :P
      Muchisimaas gracias ^^
      bss<3

      Eliminar
  2. jaja xD no puedo evitar reirme!! me encanto jaja xD espero el proximo!!! jeje
    besos!! ;)♥

    ResponderEliminar