Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

viernes, 8 de junio de 2012

SilverHeart Cap: 8

Me levanto y miro por la ventana. Kay camina por el camino, directo al bosque. ¿Que irá a hacer? Un impulso irresistible me recorre. Me pongo unos zapatos y salgo en su persecución. Camino sigilosamente detrás de él, manteniendo la distancia para que no se de cuenta. Ahora me arrepiento de la estupidez que estoy haciendo, no podré ocultárselo a Evelyn a no ser que no piense nunca en esto. La busco en mi miente y no la encuentro, está dormida. Los arboles y el suelo relucen con una enigmática luz. Kay sigue andando y se detiene en un lago precioso y enorme. Me escuendo detrás de un gran árbol. Se quita la camiseta y se desprende del cinturón que sujeta su pesada espada. El corazón me marcha a mil y la mente se me nubla. Se sumerge en el agua. A los pocos segundos vuelve aparecer, reluciendo bajo la Luna y agitando su pelo mojado. El calor recorre mi cara. Intento acercarme más. Crack. He pisado una rama, mi respiración se corta.
- Sal de ahí - dice él - no puedes esconderte de mí. Soy implacable.
Sonríe. Salgo de mi escondrijo y me acerco a la orilla. Me siento al lado de sus ropas. Él sale y se tiende a mi lado, en la hierba. Escondo mi rostro en mi pelo, avergonzada.
- L-lo siento - digo. - no quería espiarte, en serio.
- No te disculpes - dice el mirando a las estrellas - no me interesa el por qué estabas aquí.
Su tono de voz me molesta, pero no puedo evitar mirarlo. Dios. Coloquialmente hablando, Kay esta buenisimo. En su torso resaltan sus abdominales perfectos. Como su rostro. El pelo lo tiene hacia atrás y hace que sus ojos marrones resalten, enbellezidos por las pestañas llenas de gotitas de agua.
- ¿Qué miras? - dice observandome.
- Nada. - respondo apartando la mirada. - Borde.
- Pervertida - dice él, divertido.
- ¿Que dices? - exclamo, avergonzada - Hay confianza, ¿no?
- No - su tono es seco y aspero - No me conoces, estoy harto de decírtelo. Podría hacerte daño.
- Venga ya, Kay. Se que no me ves así como tu crees.
Él no responde. De repente lo tengo encima. Intento apartarlo pero me agarra con fuerza.
- En lo correspondiente a fuerza no puedes ganar.
Se va acercando a mi rostro, cada vez más.
- ¿Crees que Neah podría haber hecho esto sin sentir NADA por ti?
Lo tengo a cinco centímetros.
- Bueno, pues Kay. Sí.
Noto su aliento en mis labios. En el frenesí del momento busco a Evelyn en mi mente. Sigo sin encontrarla. Menos mal, no quiero explicarle nada.




Las lágrimas me abordan cuando Kay se aparta de mí.
- Lo siento - dice él agobiado - ¿Me he pasado?
Pero no puedo responder. Me levanto y me alejo. No lloro por lo que ha ocurrido. Lloro por lo que podría haber ocurrido y no ha surgido. Lloro porque quería que me besara. Parezco una niña pequeña con rabieta. Enfadada porque me he enamorado sin quererlo. Yo seguía enamorada de Neah, no de Kay. Mierda. Pienso


***
Hiihihiiii :3
Va tomando rumboo eh? HUAJAJAJA
Comenten amores mios(L)

3 comentarios:

  1. jaja, si. Estoy loca por ver que pasara despues, este es uno de mis capitulos preferidoss!! espero ver que pasara despues XD
    besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hihihihii :3
      ya veraas ya veraas :P

      Kisses<3

      Eliminar
  2. ¡Bueenas tocaya! Yo me voy a poner a leer los anteriores capítulos, porque si no, no creo que lo entienda. Tiene pinta de estar muy bien :) ¡Mil sonrisas!

    ResponderEliminar