Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

sábado, 28 de julio de 2012

SilverHeart Cap: 17

Echo mi pierna hacia atrás y junto los pies. Concentro el calor en ellos, flexiono las rodillas y cierro los ojos. Una llamarada de fuego salen de mis pies, impulsándome hacia arriba y haciendome dar un enorme salto. Atravieso el río de sobra y aterrizo al lado de Evelyn. Evelyn ha estado sustituyendo el puesto de Kay de instructor mientras él se recupera de sus heridas. Yo ya estoy sana aunque, me paso la mano por la cicatriz de mi antebrazo, me han dejado marcas.
- Estupendo Zoe. Has progresado bastante - me dice sonriendome. La miro de arriba abajo. Lleva una camisa sin mangas en color plata que le deja el vientre al descubierto, con el pecho protegido por placas de hierro, unos pantalones cortos color plata también. Porta su arco a la espalda y un pequeño cuchillo colgado del cinturón de cuero que tenia en la cintura, guantes de dedos en las manos, rodilleras de hierro y unas botas negras y bastas que le llegaban hasta la rodilla. Todo el mundo en el Palacio ha cambiado su atuendo debido a nuestra próxima marcha hacia Warn Hell mañana al anochecer, a rescatar el Corazón. Y eso que solo ha pasado un día desde el baile. Hasta yo he cambiado mi atuendo. Ahora llevaba una camisa de tirantes blanca, también reforzada con acero y que me dejaba el vientre al aire, un cinturón de cuero donde llevaba un cuchillo (la única arma que porto pues mi don me sirve de defensa) además de unos pantalones piratas azul eléctrico que me llegan hasta la rodilla donde se estrechan. Brazaletes en las muñecas y tobilleras. Al contrario queEvelyn, yo no llevaba zapatos y voy descalza. Así puedo sentir el calor de la tierra, que me sirve como "fuente de energía".
- Chicas - oímos una voz detrás nuestra. Nos giramos y vemos a Rikka. Un escalofrío me recorre la espalda, porque, a pesar de que nos habíamos vuelto muy amigas, el atuendo de de Rikka la hace aún más aterradora. Lleva una camisa color escarlata (también de vientre al aire) con hombreras de hierro, un cinturón de cuero marrón de donde colgaban dos largas dagas. Ya que Rikka luchaba habilmente con las dos manos. Unos pantalones negros, largos y ajustados. Al cuello le hondeaba un pañuelo rojo sangre, unos guantes, rodilleras y botas color escarlata. Me recordaba al personaje del juego Assasin Creed.
- Farala quiere hablar contigo Zoe. - me dice. - Yo que tú iba pronto a verla, está débil. Yo me quedaré entrenando con  Evelyn.
Asiento y me alejo de ella para adentrarme en el Palacio. Llego al salón, lo cruzo y avanzo por una puerta que hay en el otro lado. Otro pasillo se extiende delante mía y yo entro por una puerta a mi izquierda. La habitación a la que da es grande y blanca, con una gran cama de dosel y sabanas de satén. A su lado hay un sillón vacío y en la cama reposa Farala. Avanzo y me siento en el sillón. Ella se gira para mirarme y le cojo una mano entre las mías. Ahogo un grito al comprobar que no tiene pulso.
- Zoe Webber - dice lentamente con una voz ronca - odio ver en tus ojos mi figura desvalida en esta cama. ¿Sabes? En todos estos años, la razón por la que podía vivir 15 años sin corazón es porque me alimentaba de mi propia felicidad y mi cuerpo se acostumbró a ello. Pero eso no significaba que no me ocurriera nada, en el fondo de mi ser se iba acumulando todo el dolor que estar sin mi Corazón me ocasionaba. Mi felicidad me mantenía saludable aparentemente y mentalmente, de modo que nada me hacía ningún daño. Pero cuando mi Corazón volvía a mí, de inmediato se ponia a trabajar para eliminar el dolor que no había sufrido mientras no lo tenia. Es un proceso largo y una vez que se inicia no se puede parar. Por eso la otra noche el proceso había comenzado, y sin él todo el dolor ha subido a la superficie. - para y me acaricia la mejilla - la misión que emprenderás es difícil. Pero no estarás sola, estarás con tus amigos. Y con Aph..-
De repente Farala deja de hablar, un guardia de su corte entra corriendo y me obliga a irme. Me alejo de allí y paso al lado de las duchas. Decido entrar y refrescarme un poco. Me desvisto y entró en la ducha refrescandome la piel con el agua fría. Salgo y me envuelvo en la toalla que esta apoyada en el lavabo. Oigo un sonido detrás mía, de puerta abriéndose. Mierda, pienso, no he dejado la puerta con llave. Me vuelvo a meter en la ducha para esconderme, agarrándome la toalla. La persona que ha entrado se para un segundo, silencio, y luego una voz familiar:
- Sé que estás ahí - dice Kay con voz clara - Sal quienquiera que seas.
Suspiro y salgo de mi escondrijo, noto como tengo la cara toda roja, pues lo único que me cubre es la toalla que tengo fuertemente aferrada.
- Que sexy - dice él, pone las manos en mi cintura y me acerca a él. No llevaba puesta la camisa. - que casualidad que estés aquí... Así.
Le fulmino con la mirada.
- No, quita - le digo y me zafo de sus manos. Lo rodeo para coger mis cosas e irme pero el me intercepta y quedo contra la pared y él. Aunque sé que Kay no es de esos. Que no me haría nada, no puedo evitar intentar distraerlo para salir de allí, pues la vergüenza me podía. Aferro con más fuerza la toalla - ¿Qué haces aquí? Deberías estar descansando ¡Idiota!
la de mi antebrazo -  No puedo evitarlo... Tú eres mi mejor medicina
No puedo evitar acercarme a él y besarlo. Tanto deseo a esta persona... Tanto como ella a mí. Nuestras lenguas se tocan antes de separar nuestros labios. Me besa en el cuello para luego rozarme otra vez los labios...
Un murmullo de voces en el pasillo hace que me tense y aparte a Kay de un empujón. Son las voces de Evelyn y Liam que me están buscando a mí y a Kay. Cojo la ropa y me giro hacia Kay.
- No mires - le digo. 
Su cuerpo se agita en una silenciosa carcajada, luego se da la vuelta y cierra los ojos.
- Vaya - dice en tono bajito - no me dejas ver la mejor parte.
Y vuelve a reír. Termino de vestirme y salgo al pasillo con Kay detrás de mí. Ni rastro ni de Evelyn ni de Liam. Llegamos al dormitorio donde están todos... Y alguien más.
Aphrodite. Susurra Evelyn en mi mente.

4 comentarios:

  1. Ayy! me encanto!!.... y ese Kay...jajaja, hasta yo tenia verguenza:P
    Es bueno ver otro capi!! ya los extrañaba:D
    Un beso^^

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! como te extrañe!!!! jaja XD me encanto este capitulo!!! jaja XD hermoso! simplemente hermoso!! jaja xD ahora quiero saber quien rayos es Aphrodite jaja xD espero el otro capitulo con muchisisisimas ansias jeje xD
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. *_* me encanta como tu historia va cogiendo rumbo!! es muy interesante, me ha gustado mucho o_o jaja en fin, sigue asi ^_^

    ResponderEliminar