Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

martes, 14 de agosto de 2012

SilverHeart Cap: 20

Entro en mi habitación y cierro la puerta. Me visto con el mismo estilo de ropa: un top de tirantes celeste y unos pantalones azul eléctrico piratas que se estrechaban en mi rodilla; un cinturón blanco de donde cuelga mi cuchillo, brazaletes en las muñecas y tobilleras, lo único que llevo en mis pies. Cuando ya me he vestido entre Evelyn en mi habitación. No hablamos ni pensamos, solo nos sentamos juntas y compartimos un largo y significativo silencio: que daremos la vida por la otra, que nos vamos de aquí juntas y volveremos juntas. Cuando ya se ha ido suena otra vez mi puerta. Me giro y veo a Kay en el umbral.
- Hola - me dice avanzando hacia mí. Lleva un atuendo similar al día en que lo volví a ver después de hace años: una camiseta verde, de estas que están reforzadas, como la mía, cuyas mangas se ha remangado por los codos. Un cinturón de cuero de donde cuelga una pesada espada, unos pantalones marrón oscuro que se van estrechando ligeramente por el tobillo y bastas botas. Lo miro pero no le respondo.
Él suspira para esbozar una débil sonrisa.
- Cierra los ojos - lo miro sin comprender. - Hazme caso, te e traído un regalo.
- Está bien - digo cerrando los ojos. Noto como las manos de Kay se mueven por mi cuello y me pone un collar. Me gira para ponerme enfrente del espejo. Abro los ojos y lo veo. Sobre el hueco de mi cuello descansa un pequeño corazón envuelto en llamas lilas, del mismo color que mis ojos. Lo envuelven como si no quieran dejarlo escapar nunca.
- Mira por atrás - dice Kay. Miro en el reverso del colgante y descubro que hay grabadas una K y una Z entrelazadas. Entonces desplazo la vista desde el colgante al reflejo de Kay en el espejo. Plop, plop. Las lágrimas corren por mis mejillas, no puedo frenarlas. Tampoco quiero hacerlo... Es revitalizante.
- Zoe... - noto la voz angustiada de Kay. Creo que es la primera vez que me ve llorar. Miro al suelo.
- Recuerdo aún aquella maldita tarde en la que te perdí... Perdí a Neah - levanto la vista y lo miro directamente a los ojos - Luego te encontré por pura casualidad. Te encontré a ti, Kay. Ahora vamos a tener que luchar por nuestras vidas... - mi voz se ha convertido en un susurro - No quiero perderte de nuevo... No ahora que te he encontrado...
Kay me mantiene la mirada.En sus ojos refleja que se ha quedado en blanco, sin saber que decir. 
- No sabes que decir ¿verdad? - Él asiente. Alargo la mano y lo atraigo hacia mí. Me pongo de puntillas para poder susurrarle al oído. - Entonces no hables, demuestramelo... Que no te vas a ir tan facilmente. 
Él me envuelve con sus brazos y me levanta del suelo. Me mira durante unos segundos y me da un bonito y significativo beso con lengua. Luego me baja y juntos nos dirigimos hacia el jardín. Allí nos esperan Evelyn que está junto a Drago, hablando bajito, Rikka y Liam que se miran desde muy cerca y Aphrodite. Que me mira con expresión exasperada al verme de la mano con Kay y el colgante que luzco en el cuello. Este ignora la mirada seductoramente felina de Aphrodite. Se ha cambiado su vestido por un mono de cuero color púrpura, aunque las botas de tacón de aguja son las mismas. La brecha del jardín es lo suficientemente grande para que quepamos todos. Drago y Liam empiezan la marcha entrando en la brecha, seguidos por Rikka, Evelyn, Aphrodite y yo con Kay cerrando la caminata. Vamos bajando por un amplio túnel hacia tierra a dentro. Cada vez hace mas calor. El túnel toma una curva y Drago hace una señal para que nos parasemos. Se asoma por la esquiva para comprobar si hay moros en la costa. Después de la curva el túnel termina en una amplia puerta de roca negra. Custodiada por una criatura de escamas escarlatas, un largo cuerno en la frente y dos amplias alas negras
¿Que es? le pregunto a Evelyn.
Un arterre, los demonios guardianes de las Puertas del infierno.
Drago mueve la cabeza y mira a Aphrodite  que, sin esperar nada más, sale del escondrijo. Se planta enfrente del arterre y con un dedo le insinúa que se acerque. Cuando el arterre esta delante suya se produce algo increíble. Cierra los puños y sus ojos cambian de color al escarlata, clavados en la mirada del arterre. Este lanza un alarido de dolor y se retuerce en el suelo.
¿Qué le esta haciendo? pienso aterrorizada.
Lo tortura. Se limita a decir Evelyn. Liam se mueve del sitio mientras desenvaina su espada para rematar la faena pero Rikka es mas rápida, revanandole el cuello a la criatura. Un liquido negro mancha su daga. Drago, junto con Kay abre dificultosamente la puerta de roca negra.
Y todos entramos en el Infierno.

4 comentarios:

  1. Wow, infierno es una palabra dura de leer jaja xD. Me encanto el capi!!!! y cuando Kay le dio el collar a Zoe me quede como "Aaawwww que lindo!!" jaja XD me encanto el capitulo!! ya quiero ver el siguiente :D
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hahahahah
      si kay es muy cute en verdad ;3
      Tequieroo!! besooos ññ

      Eliminar
  2. Ay!! me encanto!! ya quiero ver el otro:D me imagino el collar que Kay le dio a Zoe y de seguro que es lindisimo!!jeje :P
    Un beso♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hohohoohoo! pues sii ññ

      te quiero!
      besosññ

      Eliminar