Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

viernes, 21 de septiembre de 2012

SilverHeart Cap:22

Bajando las escaleras me siento como si hubieran sido a mi a la que acaban de apuñalar. El grito de Darina a penetrado hasta el fondo de mi pecho y ahora me desangro por dentro. Kay me mira, lo sé. Tiene esa mirada que usa de impotencia y tristeza. Cuando me paro el ya está preparado para acunarme en sus brazos mientras rompo desesperadamente a llorar. Todos miran al suelo. Pero no, debo seguir. Me separo de el y sigo avanzando, llegando a las mazmorras. Cuando llego veo una visión aun peor. Frindles, gnomos, duendes, unicornios, pegasos, pequeñas hadas en jaulitas... Encarcelados. Avanzamos entre las celdas mirando a cada uno a la cara. Sin habla. Tampoco hay nada que decir. Un grito desgarrador rompe el silencio y corremos al final del corredor. Miramos a la izquierda y lo vemos: en una bañera hay una mujer de un largo cabello lila alrededor de un rostro bellisimo. Iris enormes color negro y labios carnosos. Pero lo que mas luce en ella es la enorme cola de pez azul marino que sobresale por el otro lado de la bañera. Una sirena. Su tez, que suele ser de un verde botella se ha tornado en color pistacho y las branquias del cuello se agitan casi secas. Se ahoga. Miro hacia abajo y descubro que a su lado hay otra persona, aunque no es una sirena. Alza la cabeza y veo unos ojos grises grandes y hundidos por la histeria. El pelo negro como el azabache le cae en cascada y por el rostro, las muñecas y los pies tiene tatuadas pequeñas estrellitas. Nunca había visto una ninfa. Su boca forma una mueca y la abre ligeramente.
- Ayudadnos - dice con una voz de soprano rota. No me hace falta que nadie me avise para derretir el candado con una llama y que yo y Evelyn nos lanzemos a socorrerlas. Ella se arrodilla al lado de la bañera y empieza a mojar las branquias de la sirena. me planto delante de la ninfa. Ella se mueve y se lanza hacia mi rodeandome con sus brazos. me quedo muda en el sitio.
- Te he esperado tanto... - dice a mi oído.
- A-a mi? - consigo farfullar.
- Si... He soñado contigo. - me dice, se echa hacia atrás y contemplo sus preciosos grises. En mi mente se suceden imagenes de oscuros lugares donde, de repente, un rostro bellisimo que libera luz hace desaparecer la oscuridad y una sensacion reconfortante me inunda. Es mi rostro entre las brumas. Me quedo observandolo hasta que la mano de Evelyn me devuelve a esta maldita realidad.
- Zo... - giro la cabeza y la miro. - Se muere Zoe. Necesitamos sacarlos de aquí. A todos.
Asiento. Miro a la ninfa.
- ¿Como te llamas?
- Rhayna. Y ella es Meira.
Asiento otra vez y me giro hacia Kay.
- Kay, por favor, cógela.
Él viene a mi lado y le pasa a Rhayna una mano por la espalda. Ella me mira aterrada, desconfiando de Kay, pero yo le sonrió, tranquilizandola. Kay la sube en sus fuertes brazos y Drago y Liam llevan en los suyos a la sirena. Yo, Rikka, y Aphrodite vamos reventando candados y Evelyn habla a los seres para convencerlos de que se vayan, que huyan. Volvemos a subir las escaleras. 
- Debemos separarnos. - La voz de Aphrodite hace interrumpir nuestros rítmicos pasos contra el suelo. Nos giramos y la miramos sin comprender. - Si, esto nos llevara mucho tiempo. Debemos hacer dos grupos. Uno continua y otro vuelve para llevar a Palacio a todos.
Asentimos. En realidad, tiene razón. 
- Esta bien, yo vuelvo a Palacio. Es imprescindible por mi don. - dice Evelyn. 
- Yo voy contigo. - Drago se pone a su lado, pero ella se gira y lo mira a los ojos.
- No, debes seguir. Eres un buen luchador servirás más si avanzas.
El abre la boca para protestar. Pero Liam se le adelanta.
- Es verdad Drago, sigue. Yo iré con ella para poder curar a las criaturas.
- Yo también voy. - dice Rikka. - ahora venga, marcharos.
Evelyn se gira hacia Drago y lo mira, aterrada. Noto que en su cabeza se forman miles pensamientos. La mayoría de perderlo. De perderlo a él. Se lanza a sus brazos y se dan un argo beso. Aparto la mirada antes de que se me salten las lágrimas. Al fin y al cabo ¿se volverían a ver? Con vida, me refiero. Es tan triste. Kay se agacha y deja a Rhayna en el suelo, que se gira y me vuelve a mirar. 
- Zoe Webber - pronuncia mi nombre como si pronunciara una profecía, un poema, una bella nota musical.
- Debes seguir con tu avance y llegar a la Sala del Trono. Allí esta el líder de los demonios. Xanos. 
En cuanto pronuncia la ultima palabra miles de imagenes vuelven a agolpar mi mente. Muerte, destrucción, sangre... Pero entonces todo se vuelve oscuro y aparece un bosque demacrado por las llamas y el miedo. Un grito de un hombre. De un hombre al que están matando. Ante mi aparece un rostro inerte. Sus ojos color lila me miran pero no en realidad a mí. Mira al vació. Las rodillas se me doblan y esa imagen me hace jadear. Mi padre. Kay me coge antes de pegarmela contra el suelo. Rhayna cierra los ojos y sus tatuajes parecen iluminarse.
- Debes ser fuerte. - por un segundo me parece haberla escuchado decirlo con la voz de Darina. Pero sacudo la cabeza y me quito esa idea. Me vuelvo a levantar y miro a todos a los ojos. Todos asienten. Kay, Drago, Aphrodite y yo nos giramos. Salimos corriendo hacia la puerta de la sala. Directa a matar al hombre que mató mi verdadera vida.

2 comentarios:

  1. Pandoraaaaaa!!!!! por fin te veo!!! jaja XD me tenias preocupada!! donde era que andabas?? bueno lo importante es que ya volviste jeje XD.
    Con este capi me dejaste con la boca abierta, que pasa despues??? ya quiero saber!!!! aunque tambien me dio algo de penita jeje XD ya quiero leer el proximo cap!! sube pronto :)
    Besos!!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAAJAJ ya esperaba tu comentarioo queridaa meel :DD
      Sii bueno estuvee por alla estudiandoo mucho para una beca pero ya creoo que vooi a volver a publicar con un poco mas de regularidad :DDDD
      Veeeeeenga muchiiiisimos besoos (L)

      Eliminar