Páginas

Tinta

Y con mi pluma rasgo el papel, la tinta fluye y mis palabras hieren.

sábado, 9 de febrero de 2013

En este momento, juro que somos infinitos.

Te pones a pensar, y te das cuentas de que nuestro cerebro se bambolea constantemente.
Piensas que no hay nada más allá afuera. Que no sirve de nada buscar la luz, que es mejor quedarte sentado en la oscuridad, esperando que algo venga a ti. Te cuestionas a ti mismo. Eres inutil. Vamos. ¡SAL DE AQUÍ! ¿No crees que te mereces algo mejor? Crees que cualquier cosa te supera. Que todo los problemas vienen a ti. ¿Estás así por amor? ¿Por qué nos enamoramos de las personas que nos tratan como una mierda? Porque aceptamos el amor que creemos merecer, y es así. Nos enamoramos de una bonita portada, nos gusta que nos pinten pajaritos en el aire. Siempre pensamos de nosotros lo peor que hay. No deberíamos, nos tratamos como si nada fuesemos. Recuerda que estamos aquí por algo. Dime, ¿cuanta gente se mira al espejo todos los días y es capaz de decirse a sí mismo "Te quiero"? ¿Te quieres tú a ti mismo? No. No, necesitas a alguien que te quiera por ti. Pero, ¿podemos prescindir de ese tipo de amor? Sí, claro que podemos. Aunque llegará un día en el que aparezca esa persona especial que no podremos vivir sin ella. Pero piensa en quien estuvo a tu lado antes que eso. ¿Quién te hizo sonreir por aquel entonces?¿De verdad quieres ahora olvidarlos? Yo nunca. Nunca querré olvidar a aquellas personas que llenaron mi corazón cuando lo creía vacio.  No podemos vivir sin alguien que te sonría al decirte hola. Alguien que te abrace porque sí. Un amigo que simplemente se siente a tu lado. No dejes que se vaya. No deje que ningún amor, por apasionado que sea te aleje de ellos. Porque puede que ese amor resulte una farsa, y ¿a quién acudiras a ellos entonces? ¿y qué pasaría si ya no están? Los añorarías más que a nada. Añorarías hasta una simple carcajada suya. Momentos inolvidables. Son quienes más te han sacado de tus penas. Que han vivido cada segundo junto a ti como a nada. Ellos son quienes de verdad hacen que el reloj deje de avanzar. Que tu cerebro deje de bambolearse hacia el lado bueno o malo. Que no puedas dejar de sonreir. Que se pare el tiempo y digas:

En este momento, juro que somos infinitos.
***

Insipirada con la película que vi el viernes, Las Ventajas de ser un Marginado (el gif). QUe me hizo pensar mchísimo. Super recomendada, besos.
Pandora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario